16 diciembre - 2019

Los millenials hace ya tiempo que se incorporaron a las empresas. Ya lo están haciendo a los consejos de administración y comités de dirección de múltiples constructoras. Los nativos digitales son profesionales que toman decisiones en función de parámetros diferentes, a los que utilizaban sus antecesores en la dirección. Demandan un tipo de inteligencia de negocio más enfocada a elementos digitales en los que la apuesta por las TIC y la innovación son más que una necesidad.

Sí, se están llevando a cabo procesos de adecuación digital. Tradicionalmente ha tenido la digitalización-innovación- productividad como una gran asignatura pendiente.

No cabe duda de que la Transformación Digital es una clara oportunidad para el despegue del sector de la construcción. Fortalecerá a las compañías y les ofrecerá capacidades para sobrevivir ante la demanda cíclica del propio sector. Dentro de todo este proceso de cambio, los millenials tienen identificados dos de los aspectos que aportan más valor: la integración de los procesos de gestión financiera con los de control de obra; y la implantación de la metodología de trabajo colaborativa BIM (Building Information Modelling) para la creación y gestión de un proyecto de construcción.

 

El sector de la construcción está llevando a cabo procesos de adecuación digital. Tradicionalmente ha tenido la digitalización-innovación- productividad como una gran asignatura pendiente

 

Con respecto a los procesos de gestión financiera, en muchas ocasiones no se “hablan” con los sistemas de control de obra. Lo que genera, entre otros factores nocivos, la duplicidad de procesos. Una gran pérdida de productividad, la generación de múltiples errores en la gestión, y, algo que puede resultar fatal: la nula visión integral del negocio.

La apuesta del futuro por millenials: integrar ERP y BIM

Los millenials son más proclives al apostar por la implantación de un modelo de gestión ERP verticalizado. Especializado y específico para el sector de la construcción que ofrezca una integración para que desde una única plataforma de gestión integrada. Tenga el control del estudio de la obra, de su planificación económica, del estado de la ejecución en cualquier momento del proceso. De la planificación de compras e imputación de costes, de las mediciones y certificaciones, y de la contabilidad e información financiera.

Por otra parte con respecto a la implantación de la metodología BIM. Los directivos del sector de la construcción nacidos en la era digital saben que, supone el cambio de paradigma necesario para incrementar la productividad del sector. Además de ser imprescindible para la gestión con la Administración Pública.

Estos profesionales millenials tienen la certeza de que la implantación de un modelo BIM. Es la clave para la mejora de procesos. Pero no se quedan ahí. Apuestan por la integración del modelo BIM en el ámbito ERP. De tal forma que, desde la propia aplicación de gestión empresarial integrada, se tenga acceso al plano BIM para poder vincular los elementos del modelo con el transaccional, en todas sus fases. A saber: diseño, gestión y mantenimiento.

Nuevos retos

¿El resultado? Utilizar la información del modelo BIM para tener estimaciones de costes, declaración de las producciones, certificaciones, revisión del grado de avance de la obra, gestión de servicios del proyecto, etc. En definitiva, asegurar el cumplimiento de plazos y costes.

Tal y como hemos podido comprobar a lo largo de este post. El actual contexto digital ha generado nuevos comportamientos y tendencias en las organizaciones del sector de la construcción. Las decisiones de compra y venta, las formas de relación con el cliente, los modelos de negocio, la organización corporativa. Todo ha cambiado, debido en parte por la irrupción de estos nuevos perfiles millenials. No apostar por la transformación digital supone no apostar, no ya por el futuro, sino ni siquiera por el presente.

 

logos-cluster
Las Oficinas de Transformación Digital puestas en marcha en toda España por el Ministerio de Economía y Empresa. A través de la entidad pública Red.es. Cuentan con un presupuesto global de cinco millones de euros. Las actuaciones a realizar serán financiadas con cargo al Programa Operativo Plurirregional de España (POPE), Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) del periodo de programación 2014-2020 y bajo el lema ‘Una manera de hacer Europa’. Tiene entre sus objetivos mejorar el uso, la calidad y el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).
Esta iniciativa se ejecuta en paralelo al Programa de Ayudas ‘Asesores Digitales’. Dotado con otros cinco millones de euros a través del mismo tipo de Fondos Europeos. Tiene por objetivo realizar Planes de Digitalización que ayuden a las pymes a incorporar las TIC en sus procesos: gestión del negocio, relación con terceros, comercio electrónico y digitalización de servicios o soluciones.