07 enero - 2020

La llegada del concepto Construcción 4.0. ha traido consigo una evolución hacia procesos más digitalizados e integrados. Una pieza clave es la metodología BIM (Building Information Modeling), que se perfila como la palanca para impulsar la competitividad del sector puesto que permite construir de una manera más eficiente, segura y productiva y fomenta el trabajo colaborativo.

El sector va dejando atrás ese “modus operandi” en el que las decisiones sobre un proyecto se toman al pie de obra, al lado de la hormigonera. Gracias a las nuevas tendencias digitales existe la posibilidad de decidir en base a un prototipo virtual, que se corresponde de manera fidedigna a lo que se va a construir. Y estas decisiones, además, se toman con el consenso todos los actores implicados, desde el arquitecto hasta el propietario pasando por el constructor o el usuario, antes de iniciar el proyecto.

 

¿Qué beneficios supone?

Anticiparnos en la toma de decisiones ayudará a mover al sector hacia costes más estables y en plazos con mayor certidumbre, si bien ambos aspectos siempre estarán sujetos a factores externos, pero auguramos que nos moveremos en entornos más sólidos y ciertos, además de facilitar una mayor trazabilidad de las decisiones tomadas en la obra.

No cabe duda que el sector de la construcción debe modernizarse y adoptar un cambio de modelo buscando mayor solidez a la actividad a la que nos dedicamos.

 

Anticiparse, la solución

Las empresas del sector de la construcción, como tantas otras, deben anticiparse a las necesidades de los servicios que prestan. En este sentido las tecnologías que impulsan la Transformación Digital están brindando nuevas oportunidades a aquellas empresas que adopten tecnologías que les hagan ser más eficientes en la prestación de servicios. La digitalización les permitirá aumentar la productividad, los ingresos y la satisfacción de los clientes.

 

Las Oficinas de Transformación Digital puestas en marcha en toda España por el Ministerio de Economía y Empresa, a través de la entidad pública Red.es, cuentan con un presupuesto global de cinco millones de euros. Las actuaciones a realizar serán financiadas con cargo al Programa Operativo Plurirregional de España (POPE), Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) del periodo de programación 2014-2020 y bajo el lema ‘Una manera de hacer Europa’. Tiene entre sus objetivos mejorar el uso, la calidad y el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).
Esta iniciativa se ejecuta en paralelo al Programa de Ayudas ‘Asesores Digitales’. Dotado con otros cinco millones de euros a través del mismo tipo de Fondos Europeos y tiene por objetivo realizar Planes de Digitalización que ayuden a las pymes a incorporar las TIC en sus procesos: gestión del negocio, relación con terceros, comercio electrónico y digitalización de servicios o soluciones.